L

a correcta iluminación de un espacio de trabajo en casa es de vital importancia para mantener tanto tu productividad como tu salud ocular. Y es que trabajar en un entorno mal iluminado, en los que exista:

    • poca luz,
    • reflejos,
    • sombras, por ejemplo,

puede tener consecuencias como dolor de cabeza, fatiga ocular y evitar que nos concentremos.

Para tener iluminado correctamente tu home office, a ser posible usar luz natural, tendrás que evitar reflejos sobre la pantalla, usar puntos de luz secundarios para tener iluminación suficiente como los flexos de escritorio, y cuidar la configuración de tu pantalla para evitar daños en tu vista.

En esta breve guía vamos a ver los factores mínimos a tener en cuenta sobre cómo iluminar un espacio de trabajo en casa. Además, encontrarás recomendaciones y consejos para cuidar tu salud y productividad.

¡Vamos!

La importancia de la luz natural.

Está demostrado que necesitamos la luz y el sol para vivir, por muy nocturnos que seamos. La influencia de la luz tanto en nuestro estado de ánimo como en nuestra salud está demostrada, y resulta indispensable en muchos aspectos de nuestra fisiología.

En este caso que nos ocupa, lo ideal es disponer de una habitación con una ventana que nos provea de iluminación natural. Dicha iluminación, deberá venir desde la izquierda, si somos diestros, o desde el lado contrario si somos zurdos. De esta manera, evitamos molestas sombras al, por ejemplo, escribir en el escritorio. Si necesitas ganar en privacidad, puedes usar vinilos para ventanas como estos, que dejan pasar la luz pero proporcionan privacidad.

De no ser así, debemos optar por tener una iluminación artificial suficiente para ejecutar nuestras tareas de una manera correcta y saludable en nuestra «home office».

TIPS

A mayor necesidad visual, a más necesidad de ver detalles necesitaremos una mayor cantidad de luz disponible para nuestro espacio de trabajo.

Mujer con los brazos abiertos frente al sol en una playa al atardecer. Importancia de la iluminación natural en tu espacio de trabajo.

Iluminación principal de la habitación.

Habitualmente los puntos de luz en las habitaciones se colocan en el centro, sin tener en cuenta que, normalmente, los escritorios se suelen situar cerca de una pared de la habitación. Y es esta posición la que puede generar las molestas sombras.

¿Cuál sería la solución ideal? Pues disponer de varios puntos de luz, que te permitan tener una iluminación sin que se produzcan sombras en tu escritorio. No te olvides de los temidos reflejos: ojo con la pantalla que eliges y que tenga tratamiento anti reflectante. No queremos que sea de tipo «glossy» o de brillo que sirva de espejo.

Otro factor a tener en cuenta es la temperatura del color de la luz se mide en grados Kelvin (ºK), y para que te hagas una idea:

    • Una vela emite a unos 1500 ºK.
    • La luz del día puede estar entre 5000 a 7000 ºK.
    • Se considera una iluminación neutra alrededor de los 4000 ºK, que sería lo ideal para entornos de trabajo.

TIPS

La información del color de la luz emitida por leds o bombillas de formato diferente, están incluidas en el envase o caja. Además, tendrás los lux, o la cantidad de luz que puede emitir, para resumir.

Iluminación complementaria de escritorio.

Un simple flexo colocado al lado contrario de tu mano dominante puede ser necesario si la iluminación general de la habitación no es la ideal.

En esta iluminación complementaria podemos jugar con la temperatura del color de la luz que emite, siendo más o menos cálida (tirando al naranja) o fría (tirando más al blanco / azul.)

Despacho correctamente iluminado para trabajar en casa. Iluminación correcta en tu oficina en casa. Silla y mesa de escritorio con flexo, ventana en el lateral izquierdo y librería al fondo.

Sin duda esto dependerá de tus gustos y de tu visión, pero los tonos cálidos están recomendados para ambientes tranquilos. Los blancos, más bien neutros en la escala calor-frío, están indicados para trabajos de detalle o para la lectura / escritura de documentos en papel.

Lo que yo uso en mi oficina en casa es este flexo de luces led (haz clic para verlo en Amazon.) Cuenta con 5 modos de temperatura de color: modo “relax”, de tonos anaranjados, y modo de lectura, un poco más neutro, y escritura, algo más “azul”. Así puedo cambiar la iluminación de mi escritorio dependiendo de la actividad que vaya a realizar en ese momento.

Imagen del flexo Aukey LT-110 con 6 tonos de luces iluminando un escritorio. Ideal para complementar la iluminación de tu oficina en casa.

Este tipo de flexos proporciona una iluminación que ayuda a evitar la fatiga visual, al ser una luz suave y sin parpadeos, es eficiente energéticamente (clase A) y trae un puerto USB para cargar tu móvil.

Vigila tu pantalla.

Acompaña al “setup” luminoso de tu habitación teniendo cuidado de cómo tienes dispuesta tu pantalla. Sigue estos consejos:

    • Evita situarla frente o de espaldas a una ventana, para no tener deslumbramientos o reflejos. Mejor colocarse para que la luz incida lateralmente.
    • Ajusta el brillo y el contraste para adecuarlo a tu iluminación ambiental y que resulte cómodo estar delante de ella.
    • Evita trabajar en entornos oscuros sin luz ambiental.

Y añadiría un último consejo, haz descansos cada 25 min (si utilizas los Pomodoros ya lo harás) y aparta los ojos del monitor, realizando parpadeos y enfocando la vista en puntos distantes. Esto te ayudará a relajar tu vista.

TIPS

Si pasas muchas horas delante de la pantalla te recomiendo el uso de lágrimas artificiales para lubricar y eliminar las molestias como escozor o picores en los ojos.

Si tienes alguna patología, consulta a tu médico u oftalmólogo para que te oriente y aconseje correctamente sobre la frecuencia de uso, pero si no, con un par de veces al día (medio día y noche) tendrás suficiente.

Ordenador portátil en un escritorio, junto a un blog de notas, con una lámpara de mesa para mejorar la iluminación para trabajar en casa.

Se ecológico y ahorra dinero en tu factura de luz.

Sea cual sea el formato de tu bombilla, ya sea del escritorio, de la habitación, o del mueble del baño, hoy día existen formatos adaptados con leds para todos ellos.

Para que te hagas una idea del consumo, como ya sabrás seguramente:

    • Una bombilla tradicional de filamento puede estar entre los 40-60 w de consumo.
    • Una bombilla de bajo consumo equivalente a la anterior en cuanto a cantidad de luz emitida (lux o lúmenes), estaría por los 11 w aproximadamente.
    • Una equivalencia en luces leds, podría estar entorno a los 3 o 6 watios de consumo.

Aunque las bombillas led son inicialmente algo más caras, aunque cada vez menos, multiplica las diferencias de consumo por las bombillas que haya en tu casa y haz los cálculos. Seguro que te ahorras una buena cantidad de energía al año. Echa un vistazo en este enlace para empezar a cambiar las bombillas de casa por las Leds.

Panel de luces leds verde. Luces que ahorran energía, ideales para iluminar tu espacio de trabajo.

Conclusión.

En esta breve guía sobre cómo iluminar un espacio de trabajo en casa, has aprendido las bases para iluminar tu lugar de teletrabajo en casa de una forma saludable y eficiente.

Hemos visto la importancia de la iluminación natural, la iluminación general de la habitación y como complementarla con otros puntos de luz, como un flexo de escritorio.

También has aprendido sobre temperatura del color de la iluminación (aunque no hemos hablado de colores RGB muy de moda hoy día) y de su utilidad.

Y hemos terminado con algunos consejos a tener en cuenta con tu pantalla de ordenador, tu salud ocular y como ahorrar en tu factura con el uso de los leds.

Si has llegado hasta el final, espero que estas soluciones te hayan sido de utilidad: no olvides compartirlo si crees que puede ayudar a otras personas a conocer cómo iluminar un espacio de trabajo en casa, y visitar otros artículos del blog como este sobre cómo elegir tu monitor para trabajar a distancia desde casa.

¡Un abrazo!