E

n esta pequeña introducción responderemos a la pregunta: Dónde poner mi oficina casa. Además, te proporcionaré los elementos necesarios a los que prestar atención a la hora de montar tu espacio de trabajo en casa y trabajar de forma remota.

Más concretamente os hablaré a algunas ubicaciones de las que podemos disponer, así como ideas para montar el elemento clave de vuestra oficina en casa: el escritorio.

Y es que no todos disponemos de una habitación en exclusiva para crear nuestra oficina en casa, seguro que tú también tendrás que compartir tu espacio con otros usos y quizás personas de tu hogar. Aunque parezca difícil es posible esta convivencia de espacios, usos y personas.

¿Quieres saber cómo empezar a construir tu lugar de teletrabajo? Pues sigue atento y continúa leyendo.

Dónde poner mi oficina en casa. Imágenes de 4 personas teletrabajando en casa en sofás y mesas.

Dónde poner mi oficina en casa

Este es sin duda el primer reto: ¿Dónde puedo crear mi espacio de trabajo en casa? De entre las muchas posibilidades vamos a ver tres situaciones principales.

En una habitación separada del resto de la casa.

Sin duda alguna esta es la opción ideal debido a que:

  • Evitas distracciones: No estás en ningún lugar donde haya gente, si es que vives con más personas.
  • Puedes tener todo tu material de trabajo perfectamente ubicado y accesible siempre. Esto es, no tienes que guardar y recoger cada vez que termines, como ocurriría en un lugar de uso compartido.
  • Puedes montar un puesto de trabajo más complejo, como, por ejemplo, tener un escritorio con una pantalla auxiliar para tu portátil (o dos incluso.) Esto es algo que diseñadores, programadores, y productores musicales, entre otros, llevan años haciendo.

Y, sobre todo: con cerrar una puerta puedes separar tu trabajo del resto de tu vida en casa: ocio, socializar, tu tiempo de relax, etc.

Biombo de estilo japones de madera y dibujo de un cerezo en flor con montañas al fondo..

En un dormitorio.

Otra de las opciones habituales: la solución puede venir en tener tu espacio de trabajo configurado en tu dormitorio. De esta opción seguro que saben mucho los estudiantes que han compartido piso alguna vez. Y es mi caso en particular en más de una ocasión a lo largo del tiempo.

¿Ventajas?

  • Sigues teniendo privacidad.
  • Puedes tener también tu espacio de trabajo “montado” y configurado si tienes sitio para un escritorio permanente.

Otro consejo, intenta separar / diferenciar en la medida de lo posible con algún medio físico o decorativo el espacio de trabajo del de descanso. Puedes utilizar:

  • Un biombo o una estantería de mediana altura como estos.
  • Una pintura de color diferente en la pared donde esté tu escritorio: mejor en tonos pasteles como verdes (nos relaja y ayuda a concentrarnos) o el morado (serenidad y claridad mental). Puedes acompañarla con algún vinilo-mapa decorativo como este:

Vinilo decorativo del mapa del mundo en azul, para tu home office u oficina en casa.

OJO con…

El peligro de este espacio es no separar tus horarios de trabajo y de sueño, y que estas dos actividades se solapen y se descontrolen. Debo decir que algunas veces me ha ocurrido, sobre todo porque suelo ser un poco “nocturno”. Si es posible evita hacerlo.

Dónde poner mi oficina en casa: escritorio de trabajo adosado a cama en un dormitorio moderno.

En el salón o un lugar de paso.

Sin duda, en mi opinión, esta es la opción menos buena a la hora de elegir dónde ubicar tu espacio de trabajo en casa, pero a veces es la única opción.

¿Elementos a mitigar si trabajo en el salón?

  • Evita distracciones, de nuevo: Procura no tener la televisión de fondo, ya que evita que te concentres y puede provocar que te enganches a algún contenido y dejes tus tareas laborales.
  • Importante: si es posible llega a un acuerdo con el resto de personas que convivan contigo. No usar la televisión o hacer ruido en tu horario laboral puede ser de vital importancia.

TIPS:

Consejos que te pueden ayudar a trabajar desde el salón de casa.

En conclusión, tener un horario en cuanto al uso del salón, o ciertas normas como que no te molesten dentro de tu jornada laboral pueden ser tanto o más importante que la configuración de tu “setup” de trabajo.

Dónde poner tu oficina en casa: mesita de escritorio pequeña en esquinita de una casa, con una silla verde, un flexo y unos cuadros pequeños.

La base de tu setup: el escritorio. Superficie y distribución.

Otro de los retos a los que seguro te has enfrentado es a la cantidad de espacio del que dispones y a su distribución. Estos dos factores condicionan, junto con lo visto en el apartado anterior, sobre manera la configuración de tu oficina en casa.

Obviamente si dispones de una habitación para dedicarla a crear tu espacio de teletrabajo en casa, no tendrás muchas limitaciones al respecto, pero si has de compartir con otros usos, será importante saber sacarle el mayor partido posible.

A continuación, os daré alguna recomendación al respecto.

Como aprovechar superficies rectangulares.

Una de mis sugerencias es utilizar mesas de escritorio en forma de L si dispones de sitio, ganando así espacio de almacenamiento y superficie para colocar objetos encima. En mi caso, uso este tipo de mesa de escritorio en mi habitación, así logro:

  • Separar la cama del espacio de trabajo y no verla directamente al estar sentado en el escritorio. Con ello intento separar en mi mente los dos usos de la habitación: descanso y trabajo.
  • Logro tener más espacio de almacenamiento bajo un ala de la mesa, y para poner 2 monitores, una torre, espacio para un portátil, mi impresora multifunción, una mesa de mezclas y todo ello en una mesa parecida a esta.
Mesa en L cómoda marrón, con espacio de almacenamiento debajo. Dónde poner mi oficina en casa.

Pasillo o sobre sola una pared.

El mismo modelo de la mesa anterior es muy versátil, pudiendo configurarla en forma de L o en línea, lo cual la hace ideal para ponerlas en una pared o en un lugar estrecho, pero con profundidad.

Aunque en este caso yo intentaría «subir en altura» y colocar estanterías sobre la mesa (que se soporten en la pared) hasta lo más arriba posible. Así conseguiríamos ganar mucho espacio de almacenamiento adicional sin ocupar mucho volumen.

Si no dispones de mucho espacio, como, por ejemplo, tienes una escalera encima y aprovechas ese hueco, puedes poner unas simples pero bonitas baldas para ganar algo de espacio.

Dónde poner tu oficina encasa: baldas blancas en una pared, sobre una mesa de trabajo blanca.

El espacio disponible es una esquina.

Si tu espacio hace esquina, hay mesas de escritorio diseñadas para aprovecharlas al máximo como este modelo. ¿Lo que más me gusta? Que tienes espacio para las piernas, ya que su estructura está hecha para tener las patas de atrás pegadas a la pared. Es lo que tiene ser alto… agradeces espacio bajo las mesas y no tropezarte con ninguna pata.

Mesa esquina cómoda marrón. Dónde poner mi oficina en casa.

En este enlace podrás encontrar otros escritorios en forma de L grandes (pulsa en el enlace anterior para verlos en Amazon). Si el anterior no se ajusta a las medidas de tu espacio, tienes muchas más opciones disponibles.

En cambio, si no dispones de mucho espacio, hay módulos compactos como este, con el que ganas altura en un espacio suficiente para tu portátil (o un ordenador sobremesa compacto) y algo de almacenamiento extra, debajo y encima del espacio de escritorio. Máximo espacio para sitios pequeños.

Mesa esquina compacta y alta blanca, con espacio de almacenamiento en altura. Mi oficina en casa.

Conclusión.

Dónde poner mi oficina en casa: decidirlo no es una tarea sencilla, y a todos nos ha costado más de un quebradero de cabeza. En este post por lo menos hemos visto los pros y contras de dónde ubicar nuestra oficina en casa, así como sugerencias para construir la base de tu “setup” en base a cómo sea ese espacio disponible: el escritorio.

Durante este post has aprendido pequeños tips sobre cómo compartir espacios con otros usos, y otras personas para hacerlo compatible con tener tu oficina en casa. Y es que no sólo tendrás que preocuparte de organizarte tú, sino que deberás hacerlo con los demás convivientes de casa. Esto te ahorrará dolores de cabeza posteriores y situaciones de estrés en tus horas de actividad profesional en remoto.

Si te ves en la necesidad de compartir espacio con otros usos, y el ruido te molesta, puedes ver el siguiente artículo sobre como trabajar en casa con ruido. En él encontraras posibles soluciones. O puedes completar tu «setup» en tu home office con estas alfombrillas grandes para escritorio.

Por cierto, que el WIFI no sea un problema para poner donde más te convenga u oficina en casa, haz clic en ese enlace para saber cómo mejorar la cobertura WIFI en casa.

Espero que este breve post al menos te sirva para darte ideas a la hora de decidir dónde poner tu oficina en casa..

¡Un abrazo!