¿Sabes cómo teletrabajar en casa? ¿Estás contento o contenta con tu motivación, concentración y rendimiento? Te comprendo si la respuesta a estas preguntas es negativa, ya que supone un cambio radical pasar de un centro de trabajo a tener tu oficina en casa.

Y es que perder esa parte de sociabilidad con compañeros, las pausas para el café y el moverte al tener que salir de casa, por ejemplo, tiene sus consecuencias negativas en tu rendimiento y motivación.

A continuación, te explico el método que sigo yo y cómo teletrabajar desde casa me ha hecho crearlo para superar los efectos negativos de perder el contacto “exterior”.

Cómo teletrabajar en casa: retos a superar.

Trabajar en casa supone enfrentarnos a una serie de retos que debemos superar hasta lograr tener una rutina propia y un nuevo estado mental. Es obvio que cada persona es un mundo y que a cada uno le afectarán algunas cosas más que otras. Pero es innegable su efecto sobre nuestro ánimo y forma de trabajar.

Entre los retos a contemplar podemos destacar algunos de los siguientes, de los que pasaremos a hablar un poquito más de ellos.

Sensación de aislamiento y falta de concentración.

Si has pasado de trabajar de forma presencial y compartir horario laboral e instalaciones con más personas a estar en casa sólo con tu equipo, el cambio lo notas sí o sí. Trabajar en casa no es fácil.

Y es que está demostrado que hacer pequeñas pausas entre tandas de periodos de trabajo y concentración ayudan a ser más productivos ¿Te suena el método de los Pomodoros?

Las pequeñas pausas que hacías en la oficina, aunque sólo fuera para levantarte e ir a otro departamento a preguntar algo, o el break del desayuno tenían sus efectos. Estos momentos, ofrecían a tu cerebro una pausa más que necesaria para mantener periodos de alta concentración, a parte de cumplir una función social.

Palabra motivación en inglés. No hay que perder la motivación teletrabajando.

Desmotivación.

¿No os ha pasado que hay días en los que estar en una habitación sólo se os hace cuesta arriba? El hecho de ver a otros hacer lo mismo que nosotros nos aporta un plus y nos sentimos acompañados en nuestro objetivo.

Es más, creo que esta ventaja es un poco el fundamento de los “coworking”, a parte de generar sinergias entre sus “habitantes”. Esto es muy distinto a tener tu «home office» para teletrabajar desde casa.

Falta de concentración.

Estar en casa significa estar expuesto a más potenciales distracciones: vecinos que llaman a la puerta, mensajería, ruidos, y otras tentaciones como la televisión o la cocina.

¿Cómo hago yo? Fácil: utilizo el método HPF o el “Healthy Pomodoro with Friends”. Me acabo de inventar el nombre del método ¿Os gusta?

Mi método HPF: “Healthy Pomodoro with Friends”.

Estoy seguro que conoces de sobra el método de los Pomodoros, creado allá en los 80 por Francesco Cirillo. Si haces clic en el enlace anterior podrás conocerlo más, pero básicamente se trata de realizar intervalos de 25 minutos de trabajo y 5 de descanso. Esto ha de ir acompañado por una planificación y priorización previa de tareas y de olvidarte del resto del mundo esos 25 minutos. Por cierto, en Amazon (puedes hacer clic en el enlace para comprarlo) tienes una colección de temporizadores de pomodoros super chulos: la idea es usar uno, y tener alejado el móvil o cualquier aparato que nos pueda distraer.

El método HPF es fácil.

Pues bien, el HPF es una pequeña variación de este método cuyas dos modificaciones principales son:

  • Hacerlo acompañado de un amigo o compañero de trabajo mediante plataformas como Zoom o Skype. Esto te dará un plus de motivación y te hará sentirte acompañado.
  • La parte que falta se me ocurrió para combatir un poquito el sedentarismo que esta modalidad de trabajo puede causar en muchos casos. La idea es que cada periodo de descanso realices un par de ejercicios de estiramiento para tu espalda y cintura, alternándolos con sentadillas o elevaciones de gemelos, por ejemplo. El tipo de ejercicio ya lo dejo a tu elección, pero puedes consultar algunos en este enlace.
Temporizador de pomodoros, forma de tomate. Ideal para contar intervalos de teletrabajo.

Si te das cuenta no tiene mucho misterio, pero mediante estas sencillas 2 variaciones logramos introducir:

  • Un plus social (te sientes menos sólo.)
  • Otro motivacional (al cumplir pequeños objetivos en cada tanda o Pomodoro.)
  • Y otro saludable (al lograr al menos activar tu circulación y mejorar tu postura cada 25 minutos.)

En mi caso siempre que podemos compartimos el HPF mi amiga Sabela Naranjo, coach que podrás conocer más a través de su web www.sabelanaranjo.com, y la verdad es que nos resulta muy útil en esos días que te falta ese “punch” de energía / motivación / concentración.

Como todos los nuevos hábitos, te costará un poco habituarte, tendrás días más o menos productivos, pero estoy seguro de que te ayudará muchísimo a teletrabajar desde casa. ¿Te animas a probarlo? Por cierto, yo uso Google Tasks y una pizarra blanca magnética para no olvidarme de ninguna tarea importante (pulsa en el enlace para saber más.)

Actualización febrero 2021:

He encontrado una rutina parecida en cuanto a intervalos de tiempo de «trabajo – parar – hacer un ejercicio» del canal de YouTube Athlean-X Español. En este canal, Jeff Cavaliere, fisioterapeuta y preparador físico de atletas de alto nivel, nos enseña estas sencillas rutinas para intercalar en nuestro día a día de trabajo frente al portátil.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

Puedes encontrar este y otros videos en la lista de mi canal de YouTube Ejercicios para cuidar tu espalda. ¿Te animas a probarla?

Conclusión.

Te animo a investigar más sobre el método de los Pomodoros. Estoy seguro que aumentará tu productividad y tu motivación. Eso sí no te olvides de planificar tus objetivos diarios en pequeñas tareas: cumplirlas te dará un plus de saber que vas alcanzando tus metas.

Pero si además quieres sentirte acompañado y mantener tu salud un poquito más, prueba a introducir mis dos variantes: busca un compi de teletrabajo, e introduce ejercicios de estiramiento y para activar tu circulación en los descansos.

Respecto a tu compi “virtual” no tiene que ser alguien de tu departamento o actividad, con que esté comprometido y no os interrumpáis con vuestro trabajo individual basta.

En definitiva, no sólo saber dónde poner tu oficina en casa es importante, si no que cómo organizarnos a la hora de trabajar resulta vital. Espero haberte dado una idea sobre cómo implementar tu teletrabajo en casa ¿Lo pruebas y me cuentas tu experiencia? ¿Ha mejorado tu rendimiento trabajando en casa?

Por cierto, no olvides programarte un tiempo de ocio y desconexión, ya que al estar en casa podemos abusar del tiempo que dedicamos a trabajar. Y tampoco te olvides de incluir el ejercicio en tu rutina de trabajo: puedes consultar el post «Cuidar la espalda teletrabajando» para más información. Es por tu salud.

¡Un abrazo!