E

l café ha sido desde hace bastante tiempo la bebida preferida de aquellos a los que les costaba ponerse en marcha antes de ir a trabajar. Y desde hace algunas décadas, la cafetera se ha convertido en uno de los mejores aliados en los hogares y oficinas. Por eso hoy os quiero hablar de esta cafetera superautomática De’longhi y de cómo ahorrar dinero y cuidar el medio ambiente usándola.

No sé si lo sabes, pero esas cápsulas tan monas y cool que compras, hechas de aluminio o plástico, o ambas juntas, tardan del orden de 150 a 500 años en descomponerse. Y lo peor es la dificultad que existe en el reciclaje de envases con materiales mixtos en su composición: separarlos es complicado o imposible.

Así que ya sabéis un poco por donde van los tiros, como se dice coloquialmente.

Vamos a ver algunos aspectos más sobre el café y su uso en máquinas.

Las monodosis: cómodas pero letales para el medio natural.

Como ya hemos visto, las cápsulas monodosis de café son un problema grave para el medio. Sobre todo porque utilizan dos materiales muy complicados en su creación y/o reciclaje: el plástico y el aluminio.

Por poner un ejemplo actual (noviembre 2021), seguro que os suena la crisis energética y habréis oído que muchas metalurgias han parado debido al alto coste de la electricidad. Y el aluminio es un material que conserva muy bien las características del café, pero requiere una gran cantidad de energía para su transformación. Pero claro, no sólo la forman el aluminio, si no el plástico que las recubre, que es inyectado en el metal, lo que lo hace virtualmente imposible de separar y menos en casa. si ya cuesta trabajo separar algunas bolsas de papel y plástico del pan, imagina esta cápsula. Por cierto, yo también prohibiría todos estos envases mixtos.

Con lo cual, ya sea por el alto gasto energético en su construcción, o por la casi imposibilidad real de reciclaje, es una locura seguir fomentando el consumo de este tipo de envases. Y todo por no abrir un paquete de café y echar unas cucharaditas… Problemas del primer mundo…

Es por eso que este tipo de modelos son todo un acierto: a la larga son más económicos ya que el precio del café en paquetes de 1 o medio kilo es mucho más barato. Por eso a principios de año decidí regalarle una a una buena amiga apasionada del café.

De’Longhi Autentica.

Los italianos en esto del café, al menos, tenemos que admitir que son unos genios. Basta con ver las marcas de las grandes máquinas en bares y restaurantes especializados. Casi todas tienen sello italiano.

Pues bien por menos de lo que crees (ojo con las ofertas en determinadas épocas del año como en Black Friday), puedes tener en casa un café digno de las mejores cafeterías.

Cafetera automática negra junto a tres vasos de café.

 

Si algo tiene este modelo es su sencillez, y por eso lo elegí. Hay otros modelos más sofisticados, pero a mi amiga le va lo sencillo y minimalista. Y esta máquina cumple con esas condiciones.

Pero ojo, que sea sencilla no quiere decir que no haga un café estupendo ni que tenga opciones para todos los gustos: Elige entre un café largo, de tamaño medio o corto, prueba un aroma fuerte o uno más suave y tómatelo muy caliente o a una temperatura más baja.

Incluso puedes calentar la leche y conseguir esa espumita que tanto te gusta, o calentarte agua para una infusión. A modo de resumen podemos ver algunas funciones y características más:

  • CAFÉ LARGO: Función «Café Largo» diseñada especialmente para los amantes del café americano o café de filtro
  • FUNCIÓN DOPPIO+ para que disfrutes de un extra de aroma y un extra de energía
  • PANTALLA: Panel de control táctil y Pantalla LCD, gracias a sus controles digitales podrás preparar cualquier tipo de café solo presionando un botón
  • DOBLE USO: Funciona con café en grano o molido.
  • THERMOBLOCK: La tecnología Thermoblock calienta el agua en 35 segundos a la temperatura exacta, solo calienta el agua necesaria para cada bebida
  • CAPACIDAD: Depósito de 1.4 litros

Algunos me dijeron que si no tenía depósito de leche (lo cual me parece una ventaja, y mucho más higiénico y fácil de limpiar) o que no tenía suficientes bares de presión. No te dejes engañar, es la mejor opción calidad precio del mercado y hace un café estupendo.

 

Alternativas.

Como siempre me gusta daros alguna opción más, me permito sugeriros otro modelo para los más «sibaritas» del café. Y es que la De´Longhi Perfetto Primadonna Soul seguro que cumple los estándares más altos en cuanto a un buen café.

Cafetera superautomática

Pues ya estais viendo a esta maravilla italiana:

  • Pantalla táctil a todo color,
  • Control por app en tu móvil vía WIFI.
  • 19 bares de presión.
  • Un montçon de recetas automáticas.
  • Depósito de leche de «quita y pon».
  • Tamaño muy compacto.
  • Exclusiva de Amazon.

Sin duda todo un capricho que hará las delicias de los cafeteros más exigentes y «smart».

 

Conclusión.

Si quieres disfrutar de un café profesional en casa estas dos máquinas pueden ser tu mejor amigo.

Lo mejor de todo es que te puedes olvidar de las caras y poco ecológicas cápsulas monodosis de aluminio y plástico, y usar tu café molido o en grano favorito.

¿Sabías que en el 2018 se consumieron un billón de cápsulas solo en UK? Y que de esas terroríficas cantidades sólo se recicla un 18 a 20 %? Yo me lo plantearía seriamente y pondría mi granito de arena evitando contaminar más de lo que hacemos con otras actividades o productos.

P.D. Yo confieso que soy de infusiones, pero cuando voy de visita me las prepara en el calentador de la misma máquina jejeje.

¡Por cierto! Aprovecha para visitar otros artículos como estos y compartirlos si crees que pueden ser de utilidad.

¡Un abrazo!