T

anto si te apasiona la música, y no puedes trabajar sin ella, como si te dedicas a la creación audiovisual, tener un sonido de calidad en tu espacio de trabajo es importante.

Como ya sabréis muchos, a parte de ser geógrafo de formación y profesión, también soy DJ y me estoy introduciendo a la producción de música electrónica, por lo que el sonido es algo que cuido especialmente en mi setup de casa. Y dado que muchos de vosotros me habéis preguntado cómo mejorar el sonido que tenéis en casa, os hablaré un poquito del tema.

Os contaré en este breve artículo cuál es mi configuración actual y cómo lograr un sonido de calidad para tu espacio de trabajo por bastante menos de lo que crees.

¿Qué son los monitores de estudio?

Antes vamos a tratar rápidamente qué son los monitores de estudio y por qué elegirlos.

En esta ocasión, os voy a recomendar este tipo de altavoces, los monitores de estudio, pero lo importante es que sepas qué compras.

Colores y sonido.

Y es que los altavoces multimedia habituales que puedas tener en tu home setup, están coloreados. Sí, el sonido tiene color. O al menos es como se le llama cuando un altavoz está potenciando o bajando un determinado rango de frecuencias para conseguir un efecto deseado.

Por ejemplo, los altavoces para una smart tv suelen tener potenciado los graves, para dar más sensación de «espectacularidad» en explosiones, o cuando reproducen sonidos como el del logo de THX, que seguro lo recuerdas. De hecho las barras de sonido típicas suelen traer un subwoofer externo para potenciar este aspecto.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

Estas frecuencias «coloreadas», subidas o bajadas de volumen, pueden tener efectos que den más brillo o realcen los graves, pero si quieres oír tu música o películas con fidelidad respecto a lo que se grabó en el estudio, necesitas unos altavoces que no coloreen en ningún rango de frecuencias, en la medida de lo posible. Y esto es lo que logran los «monitores» de estudio.

Ahora bien, buscamos un sonido fiel al original, no montar un club en nuestro espacio de trabajo. Y más aún si te dedicas a crear contenido, ya sean editor de videos, podcast, o YouTube: la fidelidad a la grabación es tu objetivo.

Otro invitado imprescindible: una interfaz de audio externa.

Si estás comenzando con tu setup para tener un sonido de calidad en tu espacio de trabajo, en un primer momento puedes comenzar con la interfaz de audio que incluya tu ordenador. Ya que sé que no es lo ideal, pero hasta que veas si esto te despierta o no el gusanillo, es lo más sensato, antes de invertir más en equipamiento. Pero para dar un salto de calidad a otro nivel, no te lo pienses..

En cuanto a la mía, tengo una Presonus Studio 26c, que compré hace unos meses cuando aún tenía mis todoterremos Logitech Z333. Y aunque no fuesen monitores de estudio, nada más conectarla noté espectacularmente:

    • Un aumento de la imagen estéreo y de sensación espacial brutales.
    • Aumento exponencial respecto a la cantidad de sonidos, instrumentos y la nitidez de los mismos.
    • Y eso sólo con con unos altavoces de ordenador normales.

Además en un futuro, gracias a sus entradas pre amplificadas XLR, podr.as usarla para conectar micrófonos de calidad e incluso grabar una guitarra (incluye alimentación Phantom adicional de 48 V.)

Presonus Studio 26C. Características.

    • Interfaz de audio 2×4 alimentada por bus USB-c con midi.
    • Resolución de 24 bits, frecuencias de muestreo de 44.1, 48, 88.2, 96, 176.4 y 192 kHz.
    • 2 entradas de micrófono / instrumento / línea con preamplificadores de micrófono de estado sólido XMAX-L y alimentación+ 48v .
    • Salidas de línea TRS de ¼ » balanceadas para mezcla de monitores (line out y main).
    • Doble VU-meter (input y output).
    • Monitorización directa y baja latencia.
    • Escucha A/B para auriculares.
    • Compacta y robusta construcción en metal del chasis y knobs.
Alfombrillas para sillas de oficina con ruedas.

Otro aspecto que me llevó a adquirirla? Pues los bajos valores de THD que tiene en su salida para auriculares, de sólo 0,009% y rango dinámico 20-20kHZ, valores muy buenos para mezclar con auriculares.

Para los que necesitéis grabar voces o una guitarra por ejemplo, también ofrece una calidad muy buena, contando con preamps XMAX-L.

Sin duda un acierto de compra, por lo menos en mi rango de precios y para mis necesidades actuales. No necesito más la verdad. Incluso con su tamaño compacto, puedes usarla en tus gigs como DJ o tus actuaciones live, o tus podcasts o entrevistas online..

Si queréis conocer más detalles, te dejo el link a las especificaciones completas de la web de Presonus.

Mis monitores de «home studio» preferidos.

Hecho el anterior apunte, vamos a suponer que tenemos un entorno acústicamente neutro, o al menos en una habitación normal, con sus estanterías, cortinas, cojines, muebles, etc. Todos esos elementos ayudan a que no haya demasiados artefactos en cuanto a cómo se distribuye el sonido por tu habitación. No todo el mundo puede, quiere o necesita acondicionar su habitación como un «home studio».

Así que dicho esto, vamos a ver algunos modelos interesantes y tener un sonido de calidad en tu espacio de trabajo. Dicho esto, mi elección (después de 5000 horas viendo pruebas y reviews, así soy yo jejejeje) para tener un sonido de calidad en tu espacio de trabajo., fueron para los Eris E5 de Presonus. Y, ¿Qué me llevó a esta elección? Pues varios factores:

    • El presupuesto total. No nos engañemos, esta es la variable que condiciona en mayor medida sobre todas las otras.
    • La habitación disponible y su configuración. Como muchos de vosotros, tengo mi equipo de DJ, producción y de trabajo en mi dormitorio, con lo cual tengo poco espacio. Aunque tiene una ventaja que veremos más adelante.
    • Tengo que tener la mesa pegada a la pared, con lo que los monitores han de estar pegados también.

Presonus Eris E5. Características.

    • Monitor de estudio activos de 2 vías con transductor compuesto de baja frecuencia de tejido de 5,25 pulgadas y transductor de alta frecuencia de 25 mm (1 pulgada) de cúpula de seda de ultra baja masa.
    • Puerto acústico de disparo frontal para una calidad superior reproducción de frecuencias bajas.
      80 vatios, bi amplificación clase AB.
    • Control de ajuste acústico para un contorno de mezcla preciso: rango medio (6 db, continuamente variable), hf (6 db, continuamente variable), paso alto (apagado, 80 hz, 100 hz) y ajustes de espacio acústico (plano, -2, -4 db) para un contorno de mezcla preciso.
    • Optimizado, supresión de resonancia, refuerzo interno e interferencia de rf, limitación de corriente de salida, sobretemperatura, protección transitoria y subsónica.
    • Entradas balanceadas xlr de 1/4 de pulgada y rca no balanceadas 102 db spl continuo máximo.
    • Rango de frecuencias que reproduce: 53 Hz a 22 kHZ.
    • Medidas: alto: 26 cm. Profundidad: 19.5 cm. Ancho: 17,8 cm.
Alfombrillas para sillas de oficina con rueda, patrón de camuflaje con una silla gaming encima.

Principalmente son unos monitores de estudio compactos, con lo que te ocupan relativamente poco espacio en tu escritorio. Otras de mis razones para elegirlos:

    • Tienen multiples conexiones traseras: TRS y XLR balanceados y RCA no balanceado.
    • Multiples ajustes para el espacio acústico:
      • Corte de graves: Flat, 80 Hz ó 100 Hz y
      • Espacio acústico: Flat, -2 dB ó -4 dB.
      • Volumen de medios y altos.
      • Salida de aire frontal en vez de trasera, con lo que puedes ponerlos pegados a la pared prácticamente sin enviar más ondas sonoras al vecino. O al menos no tantas como si tuvieras el cono de evacuación trasero.

La verdad que estuve pensando otras opciones, como los famosos HS5 de Yamaha, pero sinceramente he el sonido que tienen no me gustaba nada. Debe de ser algo de mi oído con los agudos, pero me parece que pecan por exceso y me resultan cansados de oír durante mucho tiempo. Esto, como casi todo, es muy personal, y no digo que sean malos, que os conozco. Simplemente no son para mí.

En cuanto a las opiniones de algunos usuarios, para mí no están faltos de graves. Y eso que los tengo a -4 dB el «espacio acústico», que los baja bastante. Pero en una habitación pequeña y sin tratar acústicamente, sería una locura usar un monitor de 7 u 8 pulgadas, con un rango más extenso de frecuencias. Y aún así siempre puedes usar unos auriculares para mezclar frecuencias por debajo de los 50 o 60 Hz sin ningún tipo de problema acústico.

ALTERNATIVA: Si no tienes tanto espacio en la mesa, puedes optar por alguno de los dos modelos inferiores de menor tamaño: los Eris E 4,5 o los Eris E3.5, de 4,5 o 3,5 pulgadas respectivamente. evalúa bien qué necesitas y mide tu mesa de trabajo antes de pedirlos.

Conclusión.

Si trabajas con audio en tu día a día, grabas podcasts, editas videos para alguna plataforma o creas algún contenido audiovisual, estas opciones te darán un salto de calidad cualitativo en tu trabajo-

Y es que gracias a este mínimo equipo comenzarás a apreciar el sonido en todo su esplendor, dentro de las limitaciones acústicas de tu habitación, claro está, y así tener un sonido de calidad en tu espacio de trabajo.

Te animo a probarlos y que compartas con nosotros tus opiniones y dudas.

No te olvides de visitar y compartir otros post como este, con más recursos y recomendaciones.

¡Gracias por tu tiempo y un abrazo!