Cómo elegir un portátil para teletrabajar… ¿Cuál es el mejor portátil para trabajar? El gran dilema si eres uno de las muchas personas que han tenido que trabajar desde casa debido al COVID-19? ¿Aún no sabes qué portátil necesitas comprarte?

Sin duda una de las preguntas que más me han hecho amigos y familiares desde marzo ha sido esta: ¿Qué portátil me compro para teletrabajar desde casa?

Si es posible fíjate que tu nuevo portátil cumpla los requisitos siguientes:

    • 8 Gb de RAM.
    • Procesador de 2 núcleos (4 hilos) o de 4 núcleos (mínimo un I3 o un Ryzen 3, huye de los
      Celeron y similares.)
    • Disco duro SSD de 256 Gb de espacio de almacenamiento.
    • Pantalla Full HD mate, sin brillo.

En este post te enseñaré a conocer los requisitos mínimos indispensables hoy para adquirir un ordenador portátil y te daré recomendaciones de productos adaptados a 3 situaciones típicas de usos profesionales de estos pequeños “grandes” milagros de la tecnología.

¿De verdad necesitas un portátil?

Esta pregunta que parece un poco sin sentido, lo tiene. ¿De verdad vas a necesitar mover tu equipo a otros lugares? ¿Vas a necesitar visitar a clientes y mostrarles tu trabajo en vivo? ¿Viajas con regularidad por trabajo (cuando el COVID-19 lo permita)?

Si has respondido SI a todas las preguntas, sí que necesitas un aparato que te permita transportarlo con facilidad. Si no, te recomendaría un ordenador sobremesa tipo “torre” / sobremesa / desktop debido a:

    • Su precio es bastante más económico.
    • Es más actualizable y escalable su potencia conforme suban tus requerimientos.
    • Tiene una mayor vida útil media gracias a su capacidad parar ampliarlo mediante añadir componentes o sustituirlos por unos más potentes.
Qué portátil comprar para teletrabajar. 4 personas trabajando con portátiles.

Requisitos o configuración mínima para teletrabajar

Vale, ahora que tenemos claro que necesitamos un portátil, y que nuestra empresa no nos lo suministra, o somos autónomos, vamos a ver qué configuración es la básica para trabajar con solvencia a día de hoy.

Sistema operativo (S.O.)

Es el conjunto de programas que se encarga de que todo funcione, le da capacidad de interactuar contigo y con otro software o periféricos. Como en este artículo me refiero a PCs, principalmente, estamos hablando de Windows 10. Principalmente necesitamos que sea de 64 bits (en vez de 32 bits), ya que es la forma más “potente” que tienen los procesadores de trabajar, y queremos aprovechar toda la potencia de nuestro sistema.

Ojo con la memoria RAM, ya que mínimo necesitaremos 8 Gb de RAM para un S.O. de 64 bits. Y lo digo porque muchos portátiles en oferta típicos de centros comerciales a veces son de 64 bits y cuentan con solo 4 Gb de RAM lo que los hace más lentos de lo que deberían por falta de RAM. Esto nos puede ayudar decidir qué portátil comprar para teletrabajar si nos decantamos por ir a una gran superficie.

Qué portátil comprar para teletrabajar. Logotipo Windows.

Procesador: es el cerebro físico de cualquier ordenador.

Cada ordenador puede incluir un procesador con varios núcleos (como si fueran otros pequeños procesadores en su interior). Cada uno de estos núcleos de procesamiento o “cores” puede ejecutar una tarea de forma independiente. A más “cores” contenga tu procesador, más tareas podrás hacer simultáneamente: abrir un Word, un Excel, tener abierto un navegador y Spotify con tu música preferida de fondo, y todo sin que se cuelgue.

Hoy día es básico tener 2 o más cores disponibles. Mis preferidos con los nuevos Ryzen 5 o 7 de AMD, que cuentan con un precio imbatible en relación a su potencia y consumo, además de un mínimo de 6 cores.

Se me olvidaba otro detalle, cada core, normalmente, suele ser capaz de ejecutar 2 tareas a la vez, diciendo que tiene dos “hilos” de ejecución. Esto significa que un procesador con 2 cores, podrá ejecutar normalmente 4 tareas al mismo tiempo, uno de 4 cores, 8 hilos de procesamiento, uno de 6 cores, 12 hilos de procesamiento, etc.

Qué portátil comprar para teletrabajar. Logo procesador Ryzen AMD.

Motor gráfico.

El motor gráfico o GPU (Graphics Processor Unit) es la parte encargada de representar en pantalla toda la información: videos, textos, menús, juegos, etc. Actualmente los procesadores suelen traer en su interior un motor gráfico propio, como las APU de AMD, que normalmente es suficiente para gestionar las tareas de ofimática tradicionales, ver películas y jugar de a juegos poco demandantes.

TIPS 💡

Si vas a necesitar trabajar en diseño gráfico o quieres aprovechar tu máquina para jugar tendrás que optar por modelos con tarjetas gráficas dedicadas. Esto es, con un chip dedicado exclusivamente a gestionar la parte de imagen de tu ordenador.

Tamaño de pantalla.

Este aspecto dependerá de tus dioptrías 😊, de las aplicaciones que uses y de cuanto necesites mover tu equipo, ya que a más pulgadas (tamaño) de la pantalla mayor peso tendrá.

En mi opinión, mínimo necesitarás una pantalla de 15,6“ (pulgadas), en formato 16:9 (el formato de una tv convencional), y con una resolución Full HD (1980*1080 píxeles). Aunque si optas por tener un monitor auxiliar externo, esto podría pasar a un plano secundario… Dependerá, además, de tu software: en aplicaciones estilo hojas de cálculo, Photoshop, Affinity Photo o Ableton Live, con bastantes barras de herramientas, necesitarán más espacio de visualización, lo que significa mayor resolución, para mostrarse totalmente todo el contenido.

Y te aseguro que trabajar con 2 monitores es una pasada, aumentando tu productividad (imagina tener un Word y un Excel en cada pantalla para redactar un informe viendo números directamente 😊.)

Refrigeración.

Es de vital importancia que tu portátil (u ordenador en general) cuente con un buen sistema de refrigeración, ya que durante su uso produce mucho calor que tiene que ser expulsado al exterior. En la imagen siguiente podéis ver una solución de MSI, con disipadores de cobre para conducir el calor del procesador y del chip gráfico al exterior mediante 2 ventiladores.

Ojo que de esto depende la vida útil de tu máquina en gran medida, así que nada de usarlo encima de un edredón con las rejillas de ventilación tapadas. Esto queda muy bien para una foto de un banco de imágenes, pero no tiene nada que ver con la realidad, salvo que no te preocupe cuidar tu inversión…

TIPS 💡

Además, puedes complementar tu portátil con una base de refrigeración externa para mejorar la disipación de calor a la vez que la ergonomía de uso. En otros posts hablaremos de esto en profundidad.

Qué portátil comprar para teletrabajar. Sistema de refrigeración doble MSI ventiladores y disipadores de cobre..

Conclusión.

Si has llegado hasta aquí, darte la ¡enhorabuena! Ya has aprendido lo básico a tener en cuenta a la hora de saber cómo elegir un portátil para teletrabajar. Y ya estás listo para acceder a la segunda parte, donde te daré recomendaciones de modelos concretos para que puedas trabajar en casa con garantías y confianza.

Por otra parte, he de aclarar que este post va encaminado a personas sin conocimientos o con conocimientos básicos de ordenadores, y que soy consciente que hay otros muchos aspectos a considerar (como la conectividad USB, salidas gráficas HDMI o Display Port, etc), pero se trataba de dar unas indicaciones para lo básico a considerar a la hora de responder a la pregunta… ¿Cómo elegir un portátil para teletrabajar?

Te invito a seguir leyendo en la parte II de la presente guía, y a que la compartas si crees que puede ayudar a otra persona. Por cierto, siempre puedes tratar de mejorar el rendimiento del portátil que tengas, vista este post para saber cómo añadir memoria RAM a tu máquina y darle nueva vida.

¡Un abrazo!